La League of Legends European Championship (LEC) 2023 ha entrado en su split de primavera después de un emocionante split de invierno.

La máxima competición europea de League of Legends ha regresado con un nuevo formato y días de retransmisión. Después de varios meses de sequía en el mundo occidental, los fans de LoL están ansiosos por ver quién se alzará con el título en Europa. Con tantos cambios dentro de los equipos durante la temporada de fichajes, todo parece posible en los próximos meses de competición.

La LEC también ha cambiado su formato para la temporada 2023 y posteriores, pasando de dos splits (primavera y verano) a tres (invierno, primavera y verano). Cada split constará de una fase de liga regular al mejor de uno, en la que solo ocho de los diez equipos participantes pasarán a la fase de grupos. Aquí, los encuentros serán al mejor de tres y solo cuatro equipos avanzarán a los playoffs. Además, el formato incluirá el tradicional loser bracket. Cada split tendrá una duración de seis semanas.

De cara a los Mundiales de League of Legends, los seis mejores equipos de la región se enfrentarán durante la temporada. Los ganadores de cada uno de los splits se clasificarán directamente para la fase final, junto con los clubes que hayan conseguido la mayor puntuación a lo largo de la temporada.

El split de invierno tuvo lugar en enero y febrero, mientras que el split de primavera se jugará en marzo y abril. Finalmente, el split de verano tendrá lugar en junio y julio.

La LEC 2023 promete ser una temporada emocionante, con muchos cambios y sorpresas en cada jornada. Los fans pueden esperar partidos repletos de acción, estrategias innovadoras y mucha emoción en la lucha por el título europeo de LoL.

LEER  NOTICIARIO SEMANAL: ARRANCA EL PRIMER CAMPEONATO DE ESPAÑA DE GRAN TURISMO

El KOI contra G2 Esports era uno de los encuentros más esperados de esta temporada y, desde luego, no defraudó a nadie.

Los samuráis arrasaron de forma contundente contra las carpas desde el comienzo de la partida tanto en asesinatos como en objetivos. Sin embargo, el robo de barón por parte de KOI les dio el empuje necesario para mantenerse en la partida, aunque no lo suficiente como para ganar el primer mapa.

A diferencia del primer encuentro, durante el segundo KOI salió muy agresivo arrollando a su rival. La ventaja de oro le permitió abrir el mapa llevándose poco a poco los objetivos neutrales, así como asediando a los samuráis que, a pesar de su defensa, poco pudieron hacer. Todo se decidiría en la tercera partida.